Un apunte sobre la mística de la acción

Es preciso recordar una idea. La idea que propugnó con fervor Nietzsche y que subyace a su vitalismo modernista. Una propuesta reivindicada con gran vigor por el Futurismo de Marinetti y Balla y que bebía de las fuentes que hizo brotar D’Annunzio con su mero existir. Una máxima antigua y profunda que surca el mar de la historia, destacándose entre los más ilustres guerreros (de la espada, o de la palabra o incluso de la fe anacoreta) y que desemboca trágicamente en su último mártir, Yukio Mishima.

La mística de la acción es un supuesto que busca la interpretación de la propia vida como una cumbre a conquistar o como un rio tumultuoso que debemos cruzar sin pavor, pero sin perder la perspectiva de la belleza sublime. Las palabras pueden ser impertinentes y absurdas, no importa. Las palabras suelen no poder alcanzar la amplitud de la vida pues el lenguaje verbal es extremadamente limitado.Lo que no se puede negar es que nuestros dientes están afilados y nuestros puños emboscados. Y no puede haber miedo a utilizarlos porque son dones que la naturaleza, que insensata nos ha otorgado para cumplir la misión sagrada de vivir bajo el fuego cruzado.

Los hijos de la poesía que no se marchita ni en el más crudo de los inviernos, venimos a reclamar nuestra herencia. Traemos nuestro más preciado recurso, nuestro honor inmaculado. Y estamos dispuestos a pagar el mayor de los precios, el olvido necesario. Nuestro legado es predicar al futuro sin progreso, al nuevo-viejo mundo de absolutos simples y cotidianos, devolviéndo a las cosas a los lugares que les corresponden.

¿Es esto una mera mirada vacía al pasado o al futuro? ¿Se trata solo de mero lirismo huero de contenido?

Quiero creer que no. Quiero creer que detrás de cada pequeño dardo lanzado queda un poco de poso sobre el tejido de la realidad. Creer que cada afirmación para el mundo es una afirmación para uno mismo y que se puede socavar la aparente integridad del entramado imaginario convencional con la fuerza de voluntad del espíritu que se piensa libre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s