El Mayo del 2008

Este relato está basado en una experiencia real acaecida en Barcelona, año 2008 después de Cristo. Barcelona. Año 2008. Este relato quizá defina a sus protagonistas, a una época, o solamente a su autor, que mordido por los lobos confunde fantasmas y vampiros.

El autor y protagonista del relato es estudiante universitario y se encuentra dentro del aula, esperando el inicio de la asignatura “Conocimiento y desazón”.  Casi no hay asientos libres, lleno total. La decadencia vende, la crisis vende. Siempre hay compradores de ficciones nuevas, siempre hay compradores de nada.

Llega el profesor y comunica que hoy se pasará un vídeo. El protagonista se revuelve en su silla. Se teme lo peor. Y hace bien.

El reportaje resulta ser una unión de ideas de Artaud con una asamblea nocturna en una ciudad italiana en los 70. Los gritos del cuerpo. Un buen título y una gran excusa para que  una histérica se marque un discurso inconexo e indescifrable que centraliza la asamblea y el vídeo. La italiana supuestamente llama a la revuelta, un rivolta individualizada en que no deben considerarse las cortapisas sociales, esto es, saber atender la llamada de lo más profundo y gritar, gritar mucho. El ditirambo está plagado de lugares comunes 70’s revestido de pseudo anarcofilosofía, por decir-lo de algún modo.

Oliver, nuestro protagonista, no da crédito. Observa a su alrededor y ve a la mayoría de sus compañeros totalmente entregados al discurso rizomático, tendencioso y, en el fondo, mesiánico de la oradora. Ve en sus miradas que les gustaría estar ahí, en el coro o de protagonistas, pero viviendo  “aquello”. En el fondo quieren su parte del pastel, tienen el anhelo de sus 15 minutos de fama, que les quieran y les peinen cada mañana. No es tan grave.

¿O si es grave? ¿Por qué esta continua rememoración del espíritu del 68? Por un momento Oliver piensa que quizá el 68 en realidad ha triunfado, pero de un modo totalmente perverso. Ha triunfado como placebo. Al morirse, mató toda posibilidad de resucitar. En el futuro nadie ha tenido fuerza suficiente para levantar un adoquín y enterarse de que debajo están las cloacas, la mierda, La Bestia, y que por eso alguien puso el adoquín.

Oliver se escabulló antes de que terminase la clase, salió de la facultad y se sintió aliviado. No volvió a “Conocimiento y desazón”. Ahora vive tranquilo y de vez en cuando escribe relatos que apuntan en varios sentidos, pero en una sola dirección.

2 comentarios en “El Mayo del 2008

  1. En realidad todos sabemos que Oliver se quedó participando activamente en el debate sobre la vacuidad y la pesadumbre posmoderna y que, finalizada la clase, enlateció el espíritu de las revoluciones estudiantiles.

  2. En realidad todos sabemos que Detrascendental es coordinador de múltiples asambleas estudiantiles y ponente en varias mesas (camas) redondas. Por eso llena de ignominia el buen nombre de las personas de bien, que rellenan su tiempo en quehaceres más nobles, como escribir en este blog.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s