Rasgos aristocráticos

» … son rasgos aristocráticos el cuidado del detalle externo, la apariencia de frivolidad que utiliza el autodominio para defenderse de curiosidades indiscretas, la lentitud en el gesto y la mirada, el rechazo de honores mediocres, la convicción de que difícilmente pueden comunicarse dos corazones, la certidumbre de no tener deberes más que para con sus iguales, el sentimiento de contar siempre con algo que dar a los demás, el gusto por la forma, la desconfianza hacia cualquier manifestación de autoabandono, el convencimiento de que la cortesía es una virtud, la capacidad de olvido más que la de perdón, el amor a la ingenuidad y la capacidad de asombro, el escrúpulo ante las generalizaciones apresuradas, el poder soportar largas enemistades, la aversión por la demagogia, la llaneza y la familiaridad trivial, el gusto por el trabajo bien hecho ,.. el sentirse a la altura de la vida guardando a la vez las distancias, el estar convencido de que el saber vivir y el saber morir son una misma cosa. »

(Extracto de texto de Alain de Benoist)

3 comentarios en “Rasgos aristocráticos

  1. Además de un refrito-resumen del sexto capítulo de Más allá del bien y del mal, «Qué es ser aristocrático», de Nietzsche, ¿tiene algún otro valor este texto? Pero si es un puto calco. Quizá está descontextualizado y por eso me pierdo, pero dejarlo caer así, como si aportara algo, como que no.

    • Señor mío,
      le agradezco su comentarío y le pido perdón por la tardanza en la validación. Estos períodos vacacionales…
      Esperaremos a que el bueno de Testus replique su intervención y mientras tanto yo mismo le puedo decir algo. Aunque efectivamente se trate de un refrito, si las ideas son acertadas es preciso repetirlas una y otra vez. La voz de Nietszche es ahora igual de necesaria que hace 50 o 100 años aunque haya cambiado vagamente el color de la misma.
      De todas maneras agradezco enormemente la referencia que expone y me agrada que conste.

      Saludos cordiales

  2. Tal y como comentan, el texto proviene de una reflexión sobre qué es lo aristocrático, y la fuente es evidentemente nietzscheana. El texto tiene un valor divulgativo y no es otro su objeto que el de convidar a una reflexión. Algo que es menester y que desde aquí promovemos con frecuencia.

    Reciba un saludo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s