No hay patria sin altar . . . ni sepultura

 

«La religión fue el principio constitutivo de la antigua familia. Si nos trasladamos con el pensamiento en medio de las antiguas generaciones, encontraremos en cada casa un altar y alrededor de cada altar una familia. Cada mañana ésta se reune para dirigir al altar sus primeras oraciones y cada noche para invocarle por última vez. En el transcurso del día se reúne también delante de él para la comida, que se distribuye piadosamente despues de la oración y la libación; y en todos estos actos religiosos cantan en común los himnos heredados de sus padres»

Es constitutivo del hombre el saberse, sentirse, percibirse, ni que sea de modo intuitivo, partícipe de una historia que sobre su galope porta la herencia; es ella  su particular idiosincrasía que misteriosamente le dota de identidad ante y en el cosmos, ante las incógnitas claves de la muerte y de la regulación del propio tiempo así como de los deberes sagrados.

Cualquier comunidad en que no cala el dogma contemporaneo del individualismo con su aversión automática hacia cualquier categoría por encima del bajo vientre o de la gastada y mohosa pupila allanada, reconoce el vigor de su marcha por el universo en su deuda para con los ancestros, que es autoexigencia y responsabilidad para con los que han de cerrales los ojos en su última hora.

«Fuera de la casa, … en el campo inmediato, hay un sepulcro, que es la ulterior morada de la familia. Allí descansan juntas muchas generaciones de antepasados, sin que la muerte los haya separado; allí yacen, agrupados, formando en esta segunda existencia un nucleo indisoluble . . . .»

 

Extraído de  » La ciudad antigua »  de Fustel  de  Coulanges

 

1 comentario en “No hay patria sin altar . . . ni sepultura

  1. Por que orar no es una cuestión borreguil. Si no más bien es un acto de dicha y de la confirmación de pertenencia a algo más grande que nosotros. E el altar también un espejo a nuestro ser como fundamentalmente histórico.

    Testus, ¿para cuando un breve texto sobre el hecho de poner velas en los altares?

    Cuanta necesidad tenemos de volver a creer en lo trascendente…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s