Cosas de hoy: Survival Research Laboratories

Aunque Survival Research Laboratories (SRL) no suponga una novedad de rabiosa actualidad, sus principales intervenciones se sitúan en la década de los ochenta, si que es cierto que el conjuno de su obra mantiene un grandísimo interés en nuestro presente. Tras las siglas SRL se esconden tres ingenieros locos de origen estadounidense que deciden llevar al extremo su pasión por las maquinas de destrucción, la tecnología mal aplicada y la pirotecnia armamentística. Mark Pauline, Matthew Heckert y Eric Werner han empleado toda la década de los ochenta y una buena parte de los noventa a crear engendros mecánicos a los que hacen pelear y destrozar cosas con lanzallamas, cañones y tenazas neumáticas. Los tres creadores se hacen acompañar de los videoartistas Jonhatan Reiss y Joe Rees y un equipo de expertos en diversos campos técnicos que los ayudan a crear video-performances como Virtues of a negative fascination, A bitter message of a hopeless grief o A plan for social improvement.

SRL son los herederos más directos y, posiblemente, degenerados del futurismo italiano. Embebidos de una realidad completamente distópica convierten los sueños plateados de ultravelocidad e higiene armada de Marinetti y la italia pre-fascista en las pesadillas de un capitalismo globalizado donde se mezclan los esqueletos y pieles de animales muertos con afiladas pinzas de acero oscuro, humo y aceite de motor hirviendo. SRL cumplen los delirios futuristas alcanzando el paroxismo de la destrucción y el perfeccionamiento indispensables para la anhelada regeneración siendo su único problema que, posiblemente, se encuentren en el contexto equivocado.

SRL - Virtues of a negative fascination

El futurismo surge en un mundo de pura energía potencial y con todas la posibilidades por realizarse. Es el gran momento de las ideologías, de la vanguardia revolucionaria que pretende cambiar la faz de una Europa algo agotada por el peso de la tradición. La Italia que lo ve nacer es un estado lo suficientemente joven que bulle de movimiento y que empieza a asentar los avances de la revolución tecnológica del vapor y la electricidad pero que aún sufre el peso de la historia. Por el contrario SRL surge en un contexto de crisis económica y de polarización mundial (las primeras obras de Pauline y Heckert se realizan a mediados de los setenta), en un país que se autodefine como libre pero que condiciona a sus ciudadanos y los presiona para que consuman para perpetuar su entramado económico de espectáculo e industria bélica.

Podemos diferenciar bastante entre cortometrajes como A bitter message of a hopeless grief o Virtues of a negative fascination y espectáculos-performances como los mostrados en Deliberately false statements o A plan for social improvement montado en Amsterdam en 1988. En el primer video encontramos una realización cuidada para narrar una historia aparentemente abstracta que, protagonizada por robots de afiladas cuchillas y martillos neumáticos que se mueven por escenarios dantescos y remiten a las visiones infernales ancladas en el imaginario colectivo occidental. La despersonalización y el extrañamiento del hombre es muy patente. Aventuramos una interpretación en la que el ser humano evoluciona hasta volverse la máquina anhelada de fríos bordes y cuasi desconocidos principios supra morales que deambula poderosa por el futuro.

En el segundo tipo de videos-espectáculos encontramos la culminación del complejo espectáculo-industrial-militar que ha caracterizado el sistema capitalista norteamericano. La evolución socio-económica de los Estados Unidos no puede entenderse sin esta trilogía que tiene sus epígonos en Hollywood, la General Motors y el Pentágono. Mark Pauline y su equipo solo exponen la íntima imbricación existente entre las tres facetas más importantes de la cultura de los USA. Los videos muestran espectáculos teatrales donde las diversas máquinas controladas por operadores se dedican a lanzarse llamaradas y proyectiles mientras muestran sus poderes de destrucción de un escenario preparado. El numeroso público presencia toda la escena a una distancia muy corta y puede admirar los prodigios y maravillas de la moderna tecnología del horror. Con estas obras SRL re-interpreta el fenómeno de los animatronics (realistas robots que protagonizan espectáculos familiares en parques de atracciones) de la factoría Disney de un modo más oscuro pero, al mismo tiempo más verdadero. Despojando a las máquinas de la capa de maquillaje se muestra el verdadero precio del progreso.

SRL - A plan for social improvement

Concluimos este breve recorrido por el lado más inhóspito y salvaje del arte de final del siglo pasado volviendo a esos ardientes, alocados, viriles y furiosos vitalistas de principio de siglo que soñaban con un futuro violento y renovador. Y la pregunta es ¿que pensarían Russolo, Marinetti, Balla y el resto de futuristas de una conclusión como la de SRL? Seguramente sonreirían y aplaudirían entusiasmados como jóvenes dioses pugnando en un universo recién nacido.

Los videos de SRL se pueden ver y descargar en UBUWEB: http://www.ubu.com/film/srl.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s