La poesía

Representación de las musas con Apolo

Representación de las musas con Apolo

Tras el éxito que tuvo en septiembre del año pasado el festival de poesía y artes escénicas “Versos de lliures de carrer” los compañeros del Ateneu Alomà decidieron realizar una cena poética una vez al mes. El próximo sábado día 5 de enero se celebrará la segunda edición en su local de la tarraconense calle Misser Sitges a partir de las 19:30h. El encuentro consiste en gente diversa compartiendo y recitando poesía y cena en un ambiente amable y acogedor. Es recomendable ir si gusta de la poesía y se encuentra por la ciudad.

Esta información práctica es una mera excusa para hablar de poesía, algo que por estos lares no nos es desconocido. Me gusta mucho la poesía, cada vez más, y siempre trato de comunicar ese gusto a mis conocidos y allegados y, en no pocas ocasiones, me encuentro con una respuesta que me deja pasmado: “Yo no entiendo de poesía”. Amigos y amigas, lectores apasionados de ensayos y novelas, replican así cuando les enseño una poesía mía o de algún otro y yo me pregunto ¿qué narices hay que entender de la poesía? ¿Acaso un verso es una suerte de enigma o un problema a resolver? A la extraña pregunta sobre la poesía es a lo que voy a tratar de responder en las breves líneas que siguen.

La poesía no se ha de entender ni descifrar más allá de lo que se tenga que entender o descifrar un texto en prosa, una canción o un cuadro. Ante la poesía, como ante cualquier otra forma de creación artística, podemos exponernos de muchas maneras pero una muy sencilla es, simplemente, leerla. Y más concretamente leerla en voz alta y entonando como sea preciso siguiendo los signos de puntuación que se nos muestran. Una poesía leída en voz alta es una poesía que se aprehende mucho mejor que solo interiorizada por los ojos. Del mismo modo que una canción ha de escucharse y no solo leer la partitura y un cuadro tiene que ser mirado a cierta distancia, una poesía tiene que oírse y declamarse para ser comprendida.

El ritmo es el principal valor poético superficial y es el primero que debe atraparnos. Cadencia y tempo, musicalidad y respiración son los parámetros que nos delimitan en el espacio poético. Un espacio donde el intelecto pasa a segundo plano para que se manifieste la emoción y los sentimientos se expresen libremente. Por supuesto esto no significa que la poesía no tenga una dimensión intelectual enorme, pues al ser casi siempre lenguaje verbalizado es un vehículo cultural tan completo como la prosa y puede trasmitir todo lo que la sociedad humana esconde.

La poesía se ha de vivir y no simplemente entender. Se podrán entender las figuras que forman los versos y se podrá analizar matemáticamente para delimitar el soneto y los hexámetros pero eso solo es relevante a posteriori. En primer lugar la poesía es emoción pura, sentimiento transmitido. La poesía es la forma más cercana que tenemos de expresar la divina trascendencia y por ello es una de las primeras manifestaciones verbales en la historia de la humanidad. Es el alma del resto de artes y disciplinas que básicamente se dedican a expresar de formas diversas la esencia de lo poético. Por eso mismo vuelvo a insistir: Lean poesía, léanla en voz alta y entonenla repitiendo si es preciso aquellos versos que mas les atraigan. Es una acción sencilla y hermosa que hace más hermoso al resto del mundo.

Representación de las musas en un sarcófago

Representación de las musas en un sarcófago

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s