Tres aproximaciones al abismo

Mar enfurecidoLa atracción por el abismo es inherente al ser humano. Un deseo irracional que incita a acercarse a lo que puede herirnos y matarnos. Desde siempre hemos buscado el peligro en sus múltiples formas y la muerte ha bailado a nuestro alrededor su danza macabra  y necesaria. Con la aparición del hecho social y la domesticación en rebaño ciudadano, el instinto del cazador de lo insodable se atrofia pero la poesia permite una suerte de redención aparente. En algunos autores se ha reflejado tal fenomeno psicológico, el anhelante delirio por la autodestrucción, con la belleza de lo sublime.

Sigue leyendo

Anuncios