Ocurrencias – por Xavi Rio

Perdida toda filiación con la virtud, pudo ya aventurarse creyente a la búsqueda de la felicidad.

La corrección política es una enfermedad ideológica provocada por el sedentarismo mental que perjudica seriamente la salud del sentido común y el libre ejercicio de la opinión pública.

La dificultad de sobrevivir en la sociedad del bienestar pasa por el hecho de tener alma.

El culmen de la ingeniería moderna está en barrer todo el derecho del misterio en la óptica sobre la vida, siendo así que por cada uno que asegura conocer la experiencia del milagro, existe una legión de eunucos esterilizadamente uniformados dispuestos a contrariarlo al calor de un café tertuliano.

Quieres diferenciar entre showman y librepensador? Dónde uno genera espectáculo, el otro araña, y su escándalo perpetrado no conquista sonrisas cómplices.

Me catequizas acerca de la mezquindad y coacción de curas y compañía, y te pierdo periódicamente absorto en misas de 90 minutos, con prórrogas crónicas disputadas por y entre opinadores.

Me hablas de progreso mientras dialogas solemne con tu cuaderno de autoayuda en noches hastiadas y te crees los milagros del hombre con bata blanca a sueldo que te escucha con cronómetro.

Enfermo de inacción creía pertenecer al mundo, mas una vez sufrió en el bosque, sólo juzgó decoroso ser un atleta de la vida.

Donde emborracha la literatura sublimando con el deseo, es preciso el diluvio fresco del músculo que conquista… la literatura grabada de cicatrices y lesiones.

Ordeñado ocho horas al día, cuarenta a la semana, … comenzaba a aullar… A todo esto amaneció una clara mañana la granja barnizada de bilis. – que sucia es la libertad- se confesaban secretamente en el sindicato vacuno. – Parece que no estaba conforme en soportar diariamente malas digestiones – apuntaba otro – estos finos…- Y todos asentían con la cabeza y ademán condescendiente.

Texto publicado originalmente en El Intempestivo #2

Anuncios