Arquetipos del Nuevo Mundo

jungle

Tras vivir unos años en la arcadia del ladrillo y los créditos ilimitados, Europa se encuentra ahora en un territorio singularmente diferente. El páramo, o eso pretenden hacernos creer, vacío y desolado en los que nos hallamos, sustituye esa Jauja en la que hasta el último vástago del más pequeño campesino podía optar al sueño del chalet adosado, el coche y las vacaciones en el Caribe. Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y nos hemos hipotecado un futuro brillante que parecía que no nos iba a alcanzar nunca. Somos culpables y debemos pagar con la deflagración y el castigo de la crisis. Peor aún, hemos de pagar con el no crecimiento económico y con el cilicio de los recortes.

Sigue leyendo