La poesía

Representación de las musas con Apolo

Representación de las musas con Apolo

Tras el éxito que tuvo en septiembre del año pasado el festival de poesía y artes escénicas “Versos de lliures de carrer” los compañeros del Ateneu Alomà decidieron realizar una cena poética una vez al mes. El próximo sábado día 5 de enero se celebrará la segunda edición en su local de la tarraconense calle Misser Sitges a partir de las 19:30h. El encuentro consiste en gente diversa compartiendo y recitando poesía y cena en un ambiente amable y acogedor. Es recomendable ir si gusta de la poesía y se encuentra por la ciudad.

Esta información práctica es una mera excusa para hablar de poesía, algo que por estos lares no nos es desconocido. Me gusta mucho la poesía, cada vez más, y siempre trato de comunicar ese gusto a mis conocidos y allegados y, en no pocas ocasiones, me encuentro con una respuesta que me deja pasmado: “Yo no entiendo de poesía”. Amigos y amigas, lectores apasionados de ensayos y novelas, replican así cuando les enseño una poesía mía o de algún otro y yo me pregunto ¿qué narices hay que entender de la poesía? ¿Acaso un verso es una suerte de enigma o un problema a resolver? A la extraña pregunta sobre la poesía es a lo que voy a tratar de responder en las breves líneas que siguen. Sigue leyendo

Los principados eclesiásticos

(…)Sólo nos resta discurrir sobre los principados eclesiásticos, respecto a los cuales todas las dificultades existen antes de poseerlos, pues se adquieren o por valor o por suerte, y se conservan sin el uno ni la otra, dado que se apoyan en antiguas instituciones religiosas que son tan potentes y de tal calidad, que mantienen a sus príncipes en el poder sea cual fuere el modo en que éstos procedan y vivan.

Estos son los únicos que tienen Estados y no los defienden; súbditos, y no los gobiernan. Y los Estados, a pesar de hallarse indefensos, no les son arrebatados, y los súbditos, a pesar de carecer de gobierno, no se preocupan, ni piensan, ni podrían sustraerse a su soberanía. Son, por consiguiente, los (únicos principados seguros y felices. Pero como están regidos por leyes superiores, inasequibles a la mente humana, y como han sido inspirados por el Señor, sería oficio de hombre presuntuoso y temerario el pretender hablar de ellos. (…)

– Encontrado en El Principe de Nicolas Maquiavelo

Feliz 2013

Desde estas humildes páginas os queremos felicitar la Navidad y os deseamos una gran entrada de año.

Siempre Intempesitvos

Y tú, ¿ eres anarquista ?

ferdinand-hodler-ascent-iii[1]

(…) Pues bien, para que no haya lugar a equívocos, he decidido que soy un anarquista de derechas. Soy anarquista: porque me niego a seguir los parámetros al uso en esta sociedad donde lo importante no es la persona, sino la corriente, que lleva irremisiblemente a quien se ve envuelto en ella a donde realmente no querría ir si reflexionara un poco en las implicaciones que ello supone. Soy anarquista porque proclamo y reivindico para mí esa santa libertad que no es la libertad de la Revolución francesa ni de los liberales, sino la que da la aristocracia del espíritu, a la que no se pertenece por la sangre ni por el dinero, sino simplemente por la cultura; libertad de espíritu que me permite substraerme a los imperativos de la pseudo-moral al uso y a los dictados de las modas del día. Soy anarquista porque no estoy dispuesto a acatar a ninguna autoridad humana si ésta no se refiere a alguna autoridad más elevada como la divina. Porque si toda potestad no viene ya de Dios, y los que la ejercen no actúan en Su Santo Nombre, ¿por qué he de obedecer? ¿No se proclama humillante la sujeción de un ser humano a otro? No ocurría eso en el régimen tradicional, en el que uno ciertamente había de someterse al Estado encarnado en un individuo mortal como todos, pero que reconocía no tener un poder originario sino derivado de lo Alto.

Pero también soy de derechas y lo soy porque defiendo los valores tradicionales de la Civilización Cristiana, que fue la que construyó nuestra Europa, mal que les pese a los laicistas y a los liberales; a todos aquellos que critican y denuestan nuestra cultura y ensalzan las ajenas, sin querer renunciar por ello a la cómoda vida occidental, y, en fin, a quienes desde fuera nos desacreditan y nos atacan pero se mueren por vivir aquí. Soy de derechas porque creo en el orden y en la jerarquía y, por supuesto, rechazo el igualitarismo apisonador que no eleva sino rebaja y no hace sociedades cultas sino zafias. Soy de derechas porque prefiero lo ideal a lo pragmático, lo hermoso a lo utilitario, lo clásico a lo que sólo está de moda, la buena educación y los modales corteses a la informalidad, el buen gusto a la chabacanería, lo personal a lo colectivo (ojo: no digo lo individual a lo social), la élite a la masa, la tradición al progresismo, lo eterno a lo efímero… Sí, soy un anarquista de derechas.

Rodolfo Vargas Rubio

Yo ya elegí …

 

Elegí la verdad, la belleza y la bondad , para no hacer de Dios un fantasma, para habitar la cuesta terrible y sublime de la vecindad de lo divino.

Elegí coronar con disciplina mis hábitos para amputar las ramificaciones burguesas que pudieran hacer de mi alma un esclavo de la felicidad, un ser desposeído de si mismo. Para permanecer en las trincheras inhóspitas y desiertas de los que libramos guerra abierta y franca a una vida hedonista.

Elegí un cuerpo fuerte para no traicionar a mi carácter, para recordar las asperezas qué como precio nos exige una vida de ser humano, de compromiso, de combate, de tensión irreemplazable.

Elegí la lealtad para honrar la amistad que brindo, y así tener una boca limpia y un corazón noble. Nada tiene que ofrecer un hombre incapaz de lealtades y vínculos, pues nada ha comprendido acerca de su hominidad y del caràcter de eslabón contingente y humilde que constituye la ontología de si mismo.

Elegí escuchar a los poetas, fotógrafos del lenguaje de Dios, siervos de la eternidad, soldados de la belleza. El recuerdo de un verso ante los envites ruidosos de la 
plaza, de los débiles, ronroneo de lo prescindible
.

Elegí amar, derramar mi alma, abrasar de fe e incendiar todo aquello que de atomizado y miserablemente corriente latía en mi para alumbrar un horizonte de hijos, sacrificio, de vida, de sentido. Ser un medio y vivir el sueño … arriesgar.

Elegí unos valores eternos, para ser un hombre, renunciando a la monstruosidad líquida, informe e insulsa de una errática vida moderna, soberbia, mecánica, mezquina e inauténtica.

Elegí la Muerte como compañera, para tener una sonrisa sobria, un centro de gravedad hilvanado de verdad, conciencia de mi mismo y trascendencia.

Elegí el honor, porque somos lo que hacemos . Porque en la gravedad de los acontecimientos se desenmascaran las mediocridades, las imitaciones, y la grotesca impostura que acostumbra a ser la representación de tantas vidas a medias, de felicidad descafeinada y de pánico a la propia exposición. El honor me obliga a respirar lejos de la mediocridad.

Elegí la autoridad, porque me quiero hombre libre con seriedad y sin malabarismos intelectuales ni autocomplacientes, porque respondo de mi mismo.

Elegí, …. y lo hice porque en mi espejo no figura un puro agregado de química, volición, de sentimentalismo desamparado ni un miedo que mendiga narcóticos y utopías.

Yo elegí Ser.

Cicatrices en la Historia

La Historia se ha tornado en bruma y superficie blanda donde la opinión y la suposición hacen fluir la veracidad en las aproximaciones que ante ella acometemos. Antes la Historia tradicionalmente fija, como grabada en piedra, se ha tornado texto revisable. Se ha convertido en una suerte de espacio de discusión. Es pues otra victima más del relativismo descarnado que asola los últimos dos siglos del pensamiento occidental. Otra victima más de ese mal ya endémico producido por la muerte de Dios, referente clásico de todo lo que puede ser fijo.

Sigue leyendo

29 i 30 de setembre: Versos Lliures al Carrer

La primera edició de les “24 hores de poesia ambulant” es faran el cap de setmana del 29 i 30 de setembre.

Es tracta d’una iniciativa d’un grup de gent de la ciutat per tal de reivindicar la cultura popular, lliure i al carrer, en què no hi hagi diners pel mig (més enllà d’uns mínims…).

Hi pot participar qui vulgui, ja escrigui, reciti, llegeixi, balli interpreti, canti, somiï… Tothom hi és convidat i convidada i només cal apuntar-se al correu jordimartifont[at]gmail.com explicitant a quina hora es vol actuar, recitar, dir…

I si ho decidiu el mateix dia busqueu-nos pels carrers i places de la Part Alta de Tarragona.

Animeu-vos!!

Sigue leyendo

La inmersión

Burbujas en movimiento

La crisis económica y política a la que está sometido Occidente es la conclusión del proyecto iniciado con la aparición del Capitalismo a finales del siglo XVIII. España especialmente, y el resto de países europeos menos desarrollados industrialmente se ven por fin inmersos al cien por cien en la economía de mercado y en el nuevo orden simbólico monetario. La creación de la unión europea y sobre todo su aparente crisis de déficit es el máximo exponente del desplazamiento del núcleo de poder desde los estados soberanos al abstracto entramado de mercados financieros y organismos de gestión de la economía interestatal.

Sigue leyendo

Allere Flammam veritatis

Bajo el título Alentando la llama de la verdad presentamos un nuevo proyecto intempestivo de corte poético y visual:

http://losintempestivos.tumblr.com/

En este nuevo espacio prima la inmediatez y la intención de crear toda una imaginería propia donde la poesia pueda mostrarse de otra manera. Citas, versos y la pureza de imágenes en movimiento poblarán este lugar donde reencontraremos temas clásicos como el honor, la patría o la belleza con otros de vertiente más política y activa inspirados en los convulsos tiempos que corren. Por que a veces avanzar no ha de significar una traición a nuestras raíces.

Un poco de publicidad

Solo hace falta ver cinco minutos de publicidad para darse cuenta de algunos aspectos claves de nuestra sociedad homogeneizada y globalizada.

Se puede realizar un buen ejercicio de interpretación tras ver algunos anuncios publicitarios en televisión. En mitad del programa concurso, de esa película tan interesante o incluso en los telediarios, se pueden obtener lecciones magnificas de como funciona y como se estructura este conglomerado espectacular en el que estamos inmersos.

Sigue leyendo